La comunicación como habilidad ejecutiva (Parte 2)

Tal como puntualizamos en el post anterior, desarrollar habilidades de comunicación efectivas contribuirá a conformar un entorno laboral agradable. A continuación les dejo cuatro recomendaciones más para tomar en cuenta al momento de convivir con nuestros compañeros de trabajo.

 

Recuerda nombres

No hay sonido tan apreciado por la persona que el escuchar su nombre propio y especialmente su nombre de pila. Es una capacidad que conviene desarrollar para mejorar nuestras relaciones humanas. Esta práctica la podemos utilizar con las nuevas personas que conocemos en nuestra vida diaria. En los negocios es tremendamente importante hacia las relaciones con los clientes y proveedores, igualmente dentro de las organizaciones, especialmente, con las personas de nuevo ingreso que apenas conocemos.

Para algunas personas no solo el nombre de pila les es importante, sino también su apellido, pues les interesa mucho que éste sea perdurable en el tiempo.

Si no podemos recordar nombres, muy posiblemente es porque no le dedicamos tiempo y ganas a desarrollar este hábito hasta que se haga costumbre. Típicamente, cuando nos presentan a alguien, conversamos con él por unos momentos y al finalizar la conversación no nos acordamos de su nombre.

Existen diversas técnicas que nos pueden servir, como por ejemplo:

  • Descubrir si el nombre en cuestión puede ser asociado al de otra persona que conoces.
  • Ver si se parece al de alguien que para ti es importante.
  • Ver si puede asociarse a una profesión: Sr. Sastre, Sra. Guerrero.
  • Ver si se puede asociar con algún objeto: Torres, Botella, o con alguna marca determinada.
  • Buscar una rima o un juego de palabras que concuerde con el nombre.
  • Hacer asociaciones visuales del nombre y de la persona: Si la mujer que acaban de presentarte se llama Juana puedes imaginarla subida a un caballo como Juana de Arco.

Así que la próxima vez que conozcas a alguien, te sugiero memorizar su nombre con alguna de estas técnicas.

 

Conversa inteligentemente

Ser inteligente como conversador implica saber escuchar con atención. Escuchar es tan importante en la vida como en el mundo de los negocios. Las personas gustan de ser escuchadas, es un deseo interior el sentirse importante, y una manera inequívoca de ello es que alguien las escuche con atención.

Para conversar inteligentemente es necesario practicar muchas veces la paciencia, dejar que el otro se desfogue con sus ideas y puntos de vista, o incluso quejas o reclamos. Busquemos retener nuestro impulso de hablar de nosotros mismos. La persona que solo habla de sí, sólo piensa de sí.

Jacqueline Whitmore, en su artículo Cinco pasos para aprender a escuchar, de la revista onlineEntrepreneur.com”, propone lo siguiente:

  • Abrir tu lenguaje corporal. Si cruzamos los brazos o no hacemos contacto visual podemos reflejar incomodidad, por lo que hay que procurar sonreír y asentir de vez en cuando.
  • Mantenerte involucrado. Procura no distraerte con el entorno o dispositivos móviles y enfócate más en la persona que te está hablando.
  • Tratar de no interrumpir. Si interrumpimos a la otra persona podría parecer grosero no permitirle que se exprese, es mejor hacer una pequeña pausa unos segundos antes de responder.
  • Hacer preguntas. Cuando hacemos preguntas abiertas estamos dando oportunidad a la otra persona para que se mantenga una conversación fluida. No subestimes el poder de la palabra “cuéntame”.
  • Practicar una escucha empática. No siempre tenemos que estar de acuerdo con nuestro interlocutor, pero podemos comprender su punto de vista e imaginar cómo se siente.

 

Muestra interés en los temas de agrado de otras personas

Por lo regular, lo que más platicamos, decimos y externamos son las cosas que más nos gustan, de aquello que nos sentimos muy orgullosos, de lo que más admiramos o que más nos agradan, una ruta conveniente para llegar al corazón de una persona es hablarle de las cosas que le son más preciadas.

En los negocios esto se pone en práctica investigando un poco sobre la persona con la que nos interesa establecer una relación. Esto es, qué es lo que le interesa a esta persona, qué es lo despierta su entusiasmo, de lo que le gusta hablar. Una vez hecho el primer contacto, conviene empezar abordando este tipo de temas, antes de hablar sobre el tema de nuestro propio interés.

Hablemos siempre de los intereses de la otra persona y nos sorprenderá ver los resultados de nuestro diálogo.

 

Haz que la otra persona se sienta importante

Todos y cada uno de nosotros tenemos cualidades y talentos diferentes. Podemos entonces descubrir en los demás esos puntos positivos y apoyarnos en ellos para mejorar nuestra comunicación. A todos nos gusta ser apreciados, reconocidos, que los demás noten nuestras fortalezas y nos las reconozcan públicamente, es decir, sentirnos importantes. Aprendamos a apreciar los dones de los demás, de una manera sincera y honesta.

En su libro Cómo ganar amigos e influir sobre las personas, Dale Carnegie (1936) menciona que “la verdad sin ambages* es que casi todos los hombres con quienes tropieza usted se sienten superiores a usted en algún sentido; y un camino seguro para llegarles al corazón es hacerles comprender, de algún modo muy sutil, que usted reconoce su importancia y la reconoce sinceramente”.

Podemos entonces hacer que los demás se sientan importantes, si nos proponemos a realizarlo, de manera sincera, no interesada ni aduladora.

 

En Resumen

A continuación repasemos las siguientes recomendaciones:
 
Técnicas fundamentales para tratar con el prójimo

  1. No critiques, no condenes ni te quejes
  1. Demuestra aprecio honrado y sincero
  1. Despierta en los demás un deseo vehemente

Seis maneras para agradar a los demás

  1. Interésate de manera sincera por los demás
  1. Sonríe
  1. Recuerda que para toda persona su nombre es el sonido más dulce e importante en cualquier idioma
  1. Sé un buen oyente. Anima a los demás a que hablen de sí mismos
  1. Habla siempre de lo que interese a los demás
  1. Haz que la otra persona se sienta importante y de manera sincera

 

Y tú, ¿qué cosas realizas para mejorar tu habilidad comunicativa? Compártenos tus consejos y opiniones.

>_

¡Compártenos! -Blogging Together
Tal vez te interese:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

 Caracteres restantes

Comentarios

  1. Hola, definitivamente que todos debemos practicar habilidades de escucha, esto es crucial en la comunicación, algo muy importante es que al dominarlo hace que no existan los malos entendidos.